MIEDO





Miedo a lo ajeno, a lo desconocido, miedo al futuro, a los cambios, miedo al peligro, a los retos, a las personas sin corazón, miedo al que pasará, al que dirán... 


El miedo está ligado a nuestra vida, si no hay miedos, nuestras vidas estarán llenas de riesgos, de locuras irreparables, de trastornos mentales y desequilibrios.


El miedo es el freno de la IRA. 





Es bueno tener miedo y saber controlarlo, es bueno conocer los miedos de sí mismo, saber donde está el límite, retroceder o parar en situaciones delicadas que puedan afectar a otras personas y saber hasta donde se puede llegar en tales casos. 


Es malo tener miedos y no saber controlarlos, es malo tener miedo y quedarse bloqueado, quedarse atrapado sin reaccionar ante cualquier adversidad o circunstancia que nos podamos encontrar.


Es muy malo esconderse de nuestros miedos internos cada noche en la oscuridad. 


El miedo debe ir a nuestro lado:

  • Ni delante
  • Ni detrás


Conocer nuestros miedos, nos dará la seguridad para avanzar en una vida llena de obstáculos, en una vida cada vez más llena de personas sin piedad.



¿Cuantas veces habrás sufrido miedos incontrolados que te habrán hecho perder oportunidades de crecer en tu vida profesional? 

¿Cuantas  personas habrás perdido por miedo a enamorarte?


¿Cuantas veces por miedo a esos miedos que rondan en tu mente no habrás hecho lo que te ha gustado?


Si, sí, lo sabes bien, por ese miedo no habrás conseguido miles de cosas que has soñado:

  •  Ese trabajo que te ofrecieron y por miedo al cambio no aceptaste. 
  •  Trasladarte a otra ciudad, comunidad o país a estudiar lo que tanto deseabas.
  •   Aprender, a cantar, a bailar o actuar delante de miles de personas.
  •   A viajar a otros países, a montar en barco, a volar. 
  •   A Dejar todo por amor e ir donde tu corazón te pedía ir. 


Nos pasamos toda la vida esperando algo que nunca llegará si no vas a buscarlo tú. 

Por culpa de esos miedos; no avanzarás, no llegarás a ningún lugar y no habrá más culpable que tu de ello.  


Si quieres algo en la vida, sea lo que sea, tienes que estar dispuesto o dispuesta a enfrentarte a tus miedos, tienes que ser consciente de ellos, ser fuerte y que no te frenen en tus proyectos, en tus propósitos de conseguir aquello que deseas. 


Lleva a tu lado esos miedos indeseados. 

Hazte amigo de ellos, aprender a controlarlos y en los momentos de IRA "hazles caso", pero en los momentos de AMOR, en los proyectos bien asesorados,  "enfréntate a ellos" saca tu coraje y hazles comprender que no hay fuerza más grande en este mundo, que la fuerza del corazón.

Enfréntate a tus miedos.

Un saludo. 






Entradas populares

TIENDA

CHEQUE REGALO AMAZON