Ir al contenido principal

Destacados

VIGOREXIA

¿Cómo prevenir y evitar la adicción al ejercicio?


El deporte engancha, y engancha porque al cuerpo le hace sentir bien, pero ¿cuándo deja de ser positivo? Si alguna vez has pensado que estás obsesionado, te lo han dicho o piensas que algún compañero es adicto al deporte, este artículo te resultará interesante.

¿Dónde está el límite entre el hábito y la adicción al ejercicio y entrenamiento?
Hacer deporte moderadamente estimula la producción de diferente substancias del placer; como la Dopamina, la Serotonina y Endorfinas, todas ellas neurotransmisores que producen sensación de motivación, satisfacción, placer y analgesia, ayudando a bajar la ansiedad e incluso a sentirnos más felices, por lo que nos deja con ganas de volver a repetir la experiencia.
Una adicción se define por ser una conducta en la que cada vez se emplea más tiempo, ocupa mucho tiempo de nuestra vida (incluso más del previsto), hay una incapacidad por controlar o abandonar la actividad (a pesar de intentarlo), se reducen …

TU & YO




¿Tu o yo? o ¿Yo y tu?

Uno de los errores mas grandes de la sociedad es vivir en un permanente yo.

Cuando uno, no mira más allá de si mismo, se pierde toda la satisfacción que da ayudar, apoyar y formar parte de los demás.

¿Crees que tu eres más que yo?

Con ese concepto vas por mal camino, todos aprendemos de todos, todos nos necesitamos, todos hacemos el mundo más grande y lamentablemente, todos lo destruimos poco a poco. 

El mayor enemigo del ser humano es uno mismo.

Si abres tus brazos a la humanidad, si ofreces tu corazón a la sociedad, serás libre de por vida.

Las personas nos necesitamos unas a otras, yo sin ti no soy nada, tu sin mi tampoco.

No te creas, o quieras ser el foco de todas las miradas. 

Sal de tu yo, empieza a entrar en mi tu.

Dar y recibir, es lo mas bonito, positivo y placentero que uno puede sentir al compartir con los demás todo aquello que le rodea.

Aprende a escuchar, a empatizar, a ser flexible, primero contigo mismo, luego con los demás.

Si no te valoras tu primero, si no crees en ti, sino haces fluir todos esos sentimientos que llevas dentro, de nada te servirá aquello que piensas para vivir y ser feliz. 

La vida es para vivir, para sentir, para reír, para llorar, para disfrutar, gritar, sudar, luchar y soñar. Comparte todos esos sentimientos con las personas que a tu lado quieran estar.

Haz cada día de tu vida, un bonito camino para los demás. 

Aprende a escuchar a tu corazón, aprende a sentir, a compartir lo aprendido y sobre todo aprende a ser tu mismo, sin hacer daño a los demás. Deja a un lado las modas que imparten los demás y abre tu senda hacia tu libertad. 

Tu, sal de tu yo y yo saldré de mi tu. 

Un saludo. 



Comentarios

Entradas populares

VILLENA